Comunidad contra las vacunas obligatorias

 

Las vacunas suprimen tu cerebro! El daño cerebral inducido por vacunas se asemeja al deterioro cognitivo por quimioterapia

Por Mike Adams (Natural News) – El Síndrome de Daño Cerebral Inducido por Vacunas (SDCIV) es el fenómeno de deficiencia de la función cognitiva causado por los aditivos tóxicos dañinos para el cerebro encontrado en las vacunas. Asemeja la ya bien documentada disfunción cognitiva causada por la quimioterapia, conocida en el ambiente medico como Deterioro Cognitivo asociado al Tratamiento Oncológico (DCATO).

La evidencia inconfundible de que las vacunas causan daño cerebral permanente se encuentra en la obvia cognición suprimida de aquellos que se las aplicaron. Según casi todos los padres pro-vacunas que rutinariamente aplican vacunas, a sus hijos vacunados – quienes están desde entonces inmunizados contra enfermedades contagiosas — están en peligro por los niños no vacunados, quienes ellos declaran, pueden estar portando enfermedades contagiosas.

Espere un segundo. Si tu propio hijo tiene inmunidad, entonces no tienen nada que temer de otros niños que podrían estar portando enfermedades contagiosas. La definición de inmunidad significa que un niño puede ser expuesto a la enfermedad y no contraerla. No por exagerar el detalle, pero “inmunidad” significa ser “inmune”. De alguna forma, este simple y racional detalle escapa a la capacidad cognitiva de cada persona que demanda vacunas obligatorias para todos los niños.

Después de todo, la inmunidad a la varicela significa que puedes estar expuesto a la varicela y no ser afectado por ella. La inmunidad al sarampión significa que puedes ser expuesto al sarampión y no contraerlo. La inmunidad a las paperas significa que puedes estar expuesto a las paperas y no contraerla. Espero que estas no sean noticias nuevas para nadie, porque estas declaraciones simplemente afirman las verdades fundamentales de la inmunología.

Si la inmunidad no garantiza protección contra enfermedades contagiosas, entonces ¿por qué todos deberían vacunarse en primer lugar?

Una persona que cree que los niños no vacunados ponen en riesgo a niños vacunados (inmunizados) debe también:

1) Ser muy inculto para entender el significado de la palabra “inmune”.

2) Sufrir daño cerebral y por eso no poder asir la lógica de que los niños inmunes no tienen nada que temer de los niños no inmunizados.

La incapacidad de entender cosas lógicas significa mas daño cognitivo serio causado por vacunas

La supresión cognitiva pude ser causada por cosas como aspirar pegamento o recibir tratamientos oncológicos. El fenómeno “cerebro quimioterapizado” es ampliamente reconocido y bien documentado en la literatura médica. Pacientes que estan en tratamiento de quimioterapia rutinariamente exhiben una función cognitiva suprimida, una reducida habilidad para resolver problemas, y la perdida de habilidades sociales.

La institución médica ha creado incluso un nombre para esto: Síndrome de Daño Cerebral Inducido por Quimioterapia (Post-chemotherapy cognitive impairment) o PCCI. Incluso en el website CancerCare.org explica la realidad sobre la quimioterapia y el cerebro. Esta Hoja Informativa dice que la quimioterapia causa:

– Perdida de memoria

– Problemas para prestar atención

– Problemas para encontrar la palabra adecuada

– Dificultad en aprender cosas nuevas

– Dificultad para lidiar con actividades rutinarias

 

Sorprendentemente, la industria del cáncer todavía no puede darse cuenta que el cerebro quimioterapizado es causado por la quimioterapia! Incluso cuando es llamado “cerebro quimioterapizado” todavía no pueden conectar los puntos… posiblemente porque ellos son a menudo víctimas de cerebro quimioterapizado también (simplemente porque estar en contacto con drogas de quimioterapia causa un acrecentado riesgo de cáncer y de cerebro quimioterapizado).

Como en el website de CancerCare.org website irrisoriamente explica:

 

“Los investigadores están inciertos sobre las causas de estas dificultades pero están estudiando este problema para encontrar formas de tratarlo y prevenirlo. Las causas del cerebro quimioterapizado de larga duración (más de un año después del tratamiento) son desconocidas.”

Parece que nunca se le ocurrió a esta gente que el cerebro quimioterapizado es causado por la quimioterapia.

Las personas con daño cerebral por las vacunas queda sin noción de su función cognitiva disminuida

Parecidamente, la gente con daño cerebral por vacunas no se da cuenta de que sus cerebros están siendo dañados por las vacunas. ¿Qué es lo que causa exactamente daño cerebral por las vacunas? Los ingredientes, por supuesto: aluminio, mercurio, formaldehido, glutamato monosódico (MSG), antibióticos, drogas, etc. Cada uno de estos ingredientes es abiertamente admitido por el CDC de ser usado en vacunas, y cada uno está exhaustivamente reportado como neurotóxicas.

 

Para aquellos que tienen el cerebro demasiado dañado por las vacunas para entender la palabra, “neurotóxica” significa que es tóxico para las células nerviosas. Su cerebro esta hecho mayormente por células nerviosas. Así que si algo llamado neurotoxina es inyectado, usted sufrirá de daño cerebral. Desearía tener una forma más fácil de explicar esto para las víctimas de daños por vacunas.

 

Si las células de su cerebro no funcionan bien, usted puede ser manipulado facilmente por la industria de las vacunas para creer cualquier tipo de irracionalidad sin lógica, incluyendo las falacias presionadas rutinariamente por publicistas pagados por fabricantes de vacunas, que mienten como si ellos fueran “padres preocupados”. La falacia número 1 repetida por los principales medios de comunicación es la que se describe aquí: “la idea de que niños no vacunados pueden ser un riesgo para los niños vacunados a quienes se les ha dicho, que han conseguido inmunidad.”

 

En realidad, la verdad es exactamente lo opuesto. Los niños no vacunados tienden a tener un sistema inmune más fuerte, haciéndolos mucho menos predispuestos a adquirir o transmitir enfermedades contagiosas que pueden estar circulando en cualquier población. Los niños vacunados, por otro lado, a menudo “esparcen” virus en las horas y días siguientes después a la vacunación. Ellos se convierten en portadores por el simple hecho de que fueron vacunados, y si la verdadera ciencia determinara un control público sobre este tema, los niños vacunados deberían ser expulsados de la escuela pública por algunos días, hasta que la fase de distribución de virus pase, y ya no sean más un riesgo para otros niños.

 

El brote de sarampión en el parque de Disney, al parecer, pudo haber sido causado por niños vacunados, no por niños sin vacunar.

 

Pero la verdadera lógica no juega absolutamente ningún rol en el CDC o con los oficiales estatales, quienes están también demasiado dañados por las vacunas para asir este problema con claridad.

Como están dañados cognitivamente, todas sus conclusiones son servidas en cuchara por alguien más. Son incapaces de tener pensamientos originales e incapaces de escepticismo lógico. Nunca se les ocurrió preguntar por ejemplo, “por qué la mayoría de los brotes de enfermedades contagiosas ocurren entre los niños que ya han sido vacunados?”

Incluso más, nunca pudieron llegar a la meta cognitiva requerida para hacer preguntas incluso más avanzadas como las que detallo abajo.

Algo que también es interesante es que la misma gente que está tan dañada del cerebro para creer que las vacunas son seguras es la que también insisten que el glifosato, la radiación, el mercurio, el flúor y los OGMs son seguros. En otras palabras, una vez que el cerebro fue lo suficientemente envenenado por uno de estos químicos, ese cerebro fallará en reconocer los peligros presentes en todos los químicos.

 

Preguntas que los adultos dañados por vacunas están muy lejos de contemplar

 

• ¿Si las vacunas nunca dañan a nadie, entonces por que el Congreso creo el Programa Nacional de Compensación por daños por Vacunas, el cual ha pagado cerca de 3,5 billones de dólares en indemnizaciones a familias de niños dañados por vacunas?

 

• Nos dicen que las vacunas no dañan a nadie, incluso cuando las vacunas causan daño cerebral rutinariamente, comas y muertes en otros países. Justo recientemente en un pequeño pueblo en México, 75% de los niños que recibieron vacunas terminaron hospitalizados o muertos. ¿Debemos creer que nuestro país es un lugar mágico donde las vacunas son únicamente exceptuadas de las leyes de causa y efecto biológicas? Si es así, como funciona esa magia? (¿Y quién maneja la varita mágica?)

 

• ¿Si las vacunas son la única forma en que los niños pueden sobrevivir el mundo traicionero de los virus, entonces como hizo la especie humana para sobrevivir por cientos de miles de años sin ninguna vacuna? Los virus no son nuevos en la Tierra. Ellos han estado desde mucho antes que los humanos.

 

• ¿Si las vacunas son tan seguras, porque el Congreso de Estados Unidos tuvo que garantizar absoluta inmunidad legal a las compañías de vacunas? Si sus productos no causan daño, entonces no tendrían juicios de los cuales preocuparse en primer lugar, no?

 

• ¿Que incentivo hay para la industria de las vacunas, para hacer productos más seguros cuando no tienen responsabilidad por los daños que causan a sus clientes? Si un productor de autos fuera garantizado con absoluta inmunidad de toda responsabilidad, los grupos de seguridad se quejarían. Entonces, ¿por qué la industria de las vacunas esta excusada frente al problema de la seguridad?

 

“Las vacunas son seguras! Un éxito rotundo!”

 

Cuando preguntas sobre estas cuestiones a un adulto que ha sido rutinariamente vacunado, frecuentemente te dan una mirada vacía. Ese es el fenómeno hueco que ocurre en las áreas del cerebro responsables por el nivel más alto de cognición dañado por vacunas. Porque sus funciones de nivel complejo han sido dañadas, y recurren a necesidades de nivel bajo (bestiales o incluso reptiles) para determinar sus comportamientos y preferencias. “Vacunas buenas. Sarampión malo.”

 

Este es el tope de su alcance cognitivo. Nada más simple, falsos memes que pueden ser procesados por sus cerebros. Recuerda: El cerebro vacunado es un cerebro dañado y eso es precisamente por qué tantas personas vacunadas no pueden procesar la lógica de cómo la inmunización realmente funciona.

 

La preocupación más grande aquí, es por supuesto, no simplemente la extendida presencia de los cerebros vacunados en la sociedad, pero si darse cuenta de que todos estos cerebros vacunados tienen el poder de votar en las elecciones. No hay en la actualidad ningún requisito – en cualquier parte del mundo – para que los votantes tengan sano juicio.

 

La gente puede votar si son esquizofrénicos, maniacos, mal informados o clínicamente dementes. Ellos pueden votar si sufren de cerebro quimioterapizado también. Pueden votar incluso si están tomando drogas psiquiátricas que alteran la mente.

 

Así es como los sociópatas burócratas son elegidos hoy: por los votos de las víctimas de daño cerebral de las industrias médicas, de vacunas y psiquiátricas. Es también así como los burócratas que ellos eligen para sus cargos tienen que cuidar del país como un estado de niñera, diciéndote cuando usar tu casco de bicicleta, limitando el tamaño de tu soda, forzándote a ahorrar para tu jubilación a través de Seguridad Social robado de tu sueldo, y así.

 

Los burócratas tratan a los votantes como una población de imbéciles con daño cerebral. Y en numerosos casos terroríficos, esto no es erróneo, debido a la extensión de la epidemia de síndrome de daño cerebral inducido por vacunas.

 

Como sobrevivir en un mundo lleno de víctimas de daño cerebral de la industria de vacunas

 

El desafío real es darse cuenta de cómo vivir como una persona inteligente e informada rodeada de una población de víctimas de daño cerebral por vacunas.

 

La tarea es incluso más difícil al darse cuenta de que aquellos que están dañados, todavía no se dan cuenta de que lo están. Es como Neo caminando en la Matrix, tratando de salvar a los que defienden a la Matrix, porque no se han despertado a la realidad. Cuando interactúas con un individuo que ha sido dañado por vacunas, tu tratas de informarlo, despertarlo y salvarlo, pero ellos se resistirán a tus esfuerzos porque generalmente ya están demasiado dañados para darse cuenta de qué tan profundo han sido victimizados.

 

Ahí yace la maldad brillante de la narrativa de las vacunas: cuanta más gente puede dañar el cerebro la industria de las vacunas, más irán con la narrativa de las vacunas y presionar a otros para obedecer.

 

Matemáticamente, esto es como una “epidemia zombi”, donde la gente se contagia con un virus zombi y entonces ataca a otros, contagiándolos con el mismo virus que los convierte en portadores. Los químicos tóxicos causan suficiente daño cerebral para desactivar la cognición superior en los humanos mientras mantienen las funciones más bajas de interacción social y diálogo, que les permite a las personas dañadas por vacunas desparramar el daño a otros. Esto es porque el nivel de sustancias neurotóxicas en las vacunas es intencionalmente mantenido a niveles bajos, pero nunca reducido a cero. Las vacunas son dosificadas con la cantidad justa de toxinas para dejar a los humanos cognitivamente perjudicados, pero no lo suficiente para hacerlos mentalmente débiles (de otra manera alguien se daría cuenta).

 

La importancia de la dosificación anual para mantener el daño cognitivo

 

Al observar la industria de las vacunas, notarás que hay una extremadamente agresiva presión por las vacunas anuales de la gripe. No es coincidencia que las vacunas de la gripe todavía contengan un metal pesado neurotóxico, el mercurio, que causa daño permanente a las células cerebrales.

 

No es coincidencia tampoco que el cerebro quimioterapizado y el síndrome de daño cerebral inducido por vacunas se desvanezca a cierto punto con el tiempo, porque el cerebro trata de recobrar sus funciones perdidas. Después de un año, algunas víctimas de daño cerebral recuperan una importante parte de su cognición, por ejemplo.

 

Parecidamente, la gente que evita vacunarse por muchos años tiende a “despertarse” y a darse cuenta sobre las vacunas.

 

Sus cerebros están alcanzando una recuperación parcial del daño por vacunas, y en cierto punto, un nivel suficiente de función cognitiva es recuperado para permitir la recuperación parcial del pensamiento crítico.

 

El CDC y la industria de vacunas desesperadamente tratan de prevenir a la gente de que pasen más de un año entre las dosis de vacunas. Esto se consigue con la presión sobre la vacuna anual de la gripe, la cual consiste en la predecible afirmación de lo horrible que estará la gripe esta temporada, mientras le ordenan a todos a vacunarse contra la gripe.

 

Las vacunas de la gripe están intencionalmente elaboradas con mercurio. En mi laboratorio espectrométrico atómico, yo analicé una vacuna de la gripe de GlaxoSmithKline y encontré que contenía más de 50.000 ppb de mercurio. (el análisis hecho a través de ICP-MS con sensibilidad de partes por billón). El objetivo de este mercurio es mantenerte en la Matrix y evitar que despiertes de tu estupor inducido por vacunas.

 

De ahí la irracional y agresiva presión por las vacunas anuales de la gripe, incluso cuando la cepa de la vacuna sea totalmente inútil.

 

Así como el CDC, admitió abiertamente en la última temporada de gripe, que las vacunas de la gripe disponibles perdieron efectividad y no cubrieron la cepa predominante de gripe que circulaba en el ambiente. Vacunarse contra la gripe, en otras palabras, fue clínicamente inútil.

 

Aun así el CDC promovió en los medios de comunicación la vacunación antigripal de todas formas, diciendo sin ninguna base científica de que, aunque en la vacuna estaba la cepa errónea, podría reducir de la severidad de cualquier otra gripe que te contagiaras. Así es como suena cuando el CDC inventa de la nada lo que quiere y promociona la ficción como un hecho. El propósito real de la presión por las vacunas de la gripe no es promover inmunidad contra la gripe, sino redosificar a la población con otro suministro de mercurio que daña al cerebro.

 

La prueba tiene evidencia propia: ¿Quiénes obedientemente hicieron cola para esta inútil vacuna de la gripe? ¡La misma que se vacuna contra la gripe cada año! En otras palabras, la vacuna de la gripe es buscada por aquellos que están dañados cognitivamente con suficiente severidad para ser distraídos y obedientes a la demanda de la propaganda por figuras médicas de aparente autoridad. La vacuna de la gripe en otras palabras es la soma del mundo.

 

Thimerosal – Compuesto de mercurio encontrado en las vacunas. Léase la advertencia: “Muy Tóxico”

 

Lectura recomendada:

Mercurio igual al utilizado en las vacunas de manera concluyente vinculado como causa de trastornos autoinmunes

Vacuna contra la gripe contiene 25.000 veces más mercurio que lo permitido en el agua potable

 

Daño cerebral inducido por vacunas y nuestro Mundo Feliz

 

Soma es la droga de control central de la mente en “Brave New World” (Un Mundo Felíz) de Aldous Huxley. La droga fue usada por las autoridades del gobierno para mantener a la población en un interminable estado de estúpida obediencia.

 

Justo como las vacunas, soma tenía que ser repetidamente dosificada para asegurarse de que la población permaneciera sumisa. Los individuos que rechazaran tomar soma eran pintados como elementos indeseables que se oponían al orden de la sociedad civilizada.

 

Hoy vemos, que es precisamente, la misma táctica usada en contra de aquellos que se resisten a vacunarse. Eran denigrados por las masas con daño cerebral y presionado a unirse a la obediencia médica sin sentido. Del libro:

 

“No entiendo nada” ella dijo decidida, determinada a preservar su incomprensión intacta. “Nada. Mucho menos que nada”, siguió en otro tono “Por qué no tomas soma cuando tienes esas desagradables ideas tuyas. Te olvidarías de todas ellas. Y en vez de sentirte miserable, estarias alegre. Tan alegre…”

 

En otras partes del libro, la descripción de soma describe a la droga como una perfecta metáfora para las vacunas de hoy… unas “vacaciones de la realidad”:

 

Y si alguna vez, por alguna desafortunada oportunidad, algo desagradable pasara, siempre hay más soma para darte unas vacaciones de los hechos. Y siempre hay soma para calmar tu enojo, para reconciliarte con tus enemigos, para hacerte paciente y soportar mucho. En el pasado tu solo podías conseguir estas cosas haciendo un gran esfuerzo y después de años de entrenamiento de dura moral. Ahora tú tragas dos o tres tabletas de medio gramo y ya está. Cualquiera puede ser virtuoso ahora. Puede llevar al menos media moral en una botella. Cristiandad sin lágrimas es lo que soma es.”

 

Ciertamente cualquiera puede ser “virtuoso ahora” en el día del mundo moderno de ciencia totalitaria que presiona por vacunas que dañan el cerebro. Al vacunarse una vez (o dos, o tres) cada año tu puedes también unirte al club de las masas trastornadas, de las almas devastadas que alguna vez pudieron expresar pensamientos originales o pensamiento crítico pero que ahora solo pueden encontrar un objetivo en la conformidad y la obediencia.

 

Las vacunas son tu soma, tu farmacéutico es tu distribuidor y el CDC es tu maestro. ¿Por qué molestarse en pensar cuando la obediencia sin sentido es mucho más fácil?

 

Lea el artículo original de NaturalNews

Fuentes para este artículo incluyen:

http://jonrappoport.wordpress.com/

http://www.cancercare.org/

http://www.naturalnews.com/

 

 

 

 

TIENES ESTA MARCA EN TU BRAZO? SABES LA RAZÓN POR LA CUAL EN USA NO PONEN ESTA VACUNA

 

Te has preguntado qué es mejor, vacunar o no vacunar. Hasta hace muy poco tiempo no existía la menor duda de que las vacunas eran completamente benéficas y positivas para la salud.

 

Pero actualmente cada vez más son las campañas, personas e instituciones que están asegurando que aún no sabemos nada de las vacunas y lo peor es que es verdad. Si pensamos objetivamente, notaras que vacunarse es hasta cierto punto un acto de fe, porque creemos lo que los doctores nos dicen?

 

No sabemos nada ni de como las hicieron ni de como las probaron, por eso te pregunto ¿Por qué países como Estados Unidos no vacunan a los niños siendo bebes como lo hacen en otras partes del mundo?

 

A partir del año 1998 se originó el movimiento “anti-vacunas” en muchos lugares del mundo este tomó fuerza cuando se publicó en la revista “The Lancet” el estudio realizado por el Doctor británico Andrew Wakefield, en este se vincula a la vacuna triple vírica la cual se utiliza contra el sarampión, parotiditis y rubéola directamente con el autismo.

 

Frank Stuart Moyer, Doctor en jefe del departamento de Pediatría de la Universidad de Melbourne reveló un dato escalofriante y es que el vacunar a nuestros hijos aumenta dramáticamente hasta en un 45% las posibilidades de que nuestros hijos desarrollen enfermedades como es el autismo las alergias y diferentes tipos de infecciones.

 

En el libro “Como criar un hijo sano a pesar de su doctor”, el pediatra Robert Mendelsohn le sugirió a los padres de familia que le pregunten a sus médico en qué estudio ellos se basa para afirmar que las vacunas no implican ningún riesgo para la salud de sus hijos.

 

En muchos países sigue siendo obligatorio someternos a este tipo de vacunas, esta es la razón de la importancia de informarnos antes de tomar cualquier decisión con respecto a nuestra salud.

 

De todo esto lo más preocupante es el uso de mercurio como conservante para ahorrar costes en la preservación de las vacunas el que crea que esto no es cierto que como es posible que se les inyecte mercurio a nuestros hijos solo necesita buscar esta información en Google y quedara sorprendido con lo que descubrirá en unos minutos.

 

 

Para quienes no estén enterados el mercurio o mejor dicho el metilmercurio es un potente neurotóxico que afecta el desarrollo del cerebro principalmente cuando está en formación.