La biología de la creencia por Bruce H. Lipton

 Audio de una espectacular conferencia de Bruce Lipton sobre su trabajo. 

 

Bruce H. Lipton (n. 21 de octubre de 1944 (71 años), Mt. Kisco, New Cork (EE. UU.), es un biólogo celular estadounidense, considerado una de las principales y más controvertidas voces en la nueva biología, contraria al paradigma darwinista y partidaria de que el entorno y la cooperación (tesis deLamarck) y no los genes son el auténtico motor de la vida.

            00-Prologo

            01-Prefacio

            02-Introducción

            03-Capitulo_1-1

            04-Capitulo_1-2_origenes_de_la_vida

            05-Capitulo_1-3

            06-Capitulo_1-4_predicar_ejemplo

            07-Capitulo_2-1_Ambiente_estúpido

            08-Capitulo_2-2_Proteínas

            09-Capitulo_2-3_Como_proteínas

            10-Capitulo_2-4_Supremacia_adn

            11-Capitulo_2-5_Proyecto_genoma_humano

            12-Capitulo_2-6_Biologia_celular

            13-Capitulo_2-7_Epigenetica

            14-Capitulo_3-1_Membrana_mágica

            15-Capitulo_3-1_Pan_mantequilla

            16-Capitulo_3-1_Proteinas_integrales

            17-Capitulo_3-1_Como_funciona_cerebro

            18-Capitulo_3-1_Secreto_vida

            19-Capitulo_4-1_parte

            20-Capitulo_4-2_Escuchar_la_voz_interior

            21-Capitulo_4-3_Ilusion_materia

            22-Capitulo_4-4_Terapeutas

            23-Capitulo_4-5_Comprar_el_fármaco

            24-Capitulo_4-6_Buenas_vibraciones

            25-Capitulo_5-1_Biologia_creencia

            26-Capitulo_5-2_Pensamiento_positivo_va_mal

            27-Capitulo_5-3_Poder_mente_sobre_el_cuerpo

            28-Capitulo_5-4_Lenguaje_células

            29-Capitulo_5-5_Mente_controla_cuerpo

            30-Capitulo_5-6_Nocebos

            31-Capitulo_6-1_Mecanismos_proteccion

            32-Capitulo_6-2_Biologia_patria

            33-Capitulo_6-3_Suprarenales

            34-Capitulo_6-4_Miedo_mata

            35-Capitulo_7-01_Paternidad

            36-Capitulo_7-02_Programacion_paternal

            37-Capitulo_7-03_Programacion humana

            38-Capitulo_7-04_Mente_consciente

            39-Capitulo_7-05_Semejanza_del_universo

            40-Capitulo_7-06_Terrícolas

            41-Capitulo_7-07_Evoluciobn_fractal

            42-Capitulo_7-08_Supervivencia_los_que_aman

            43-Capitulo_7-09_Mente_subconsciente

            44-Capitulo_7-10_Embarazo_responsable

            45-Capitulo_7-11_Programa_naturaleza

            46-Capitulo_7-12_Madres_padres

            47-Capitulo_8-01_Epilogo

            48-Capitulo_8-02_Tiempo_elección

            49-Capitulo_Apéndice

            50-Agradecimientos

     

Tengo 71 años. Nací y vivo en Nueva Zelanda. Estoy casado, tengo dos hijas y tres nietos. Creo que la evolución de la civilización está ocurriendo ahora. Un cuerpo humano está hecho de 50 trillones de células, el ser es una comunidad. Pasé de científico agnóstico a místico.

 Me enseñaron que los genes controlan la vida, que en ellos se inscriben todas nuestras capacidades y características, pero es falso.

 No somos víctimas de nuestra genética, en realidad es el ADN el que está controlado por el medio externo celular.

 

La célula es la vida. Hablar de una célula es como hablar de una persona. Nosotros recibimos la información a través de los cinco sentidos y las células reciben las señales del entorno a través de los receptores que captan la información. El ADN es controlado por señales que vienen desde fuera de la célula, incluyendo mensajes energéticos de nuestros propios pensamientos, tanto los positivos como los negativos.

¿Somos lo que vivimos y pensamos?

 Sí, y cambiar nuestra manera de vivir y de percibir el mundo es cambiar nuestra biología. Los estudios que empecé hace cuarenta años demuestran que las células cambian en función del entorno, es lo que llamamos epigenética. Epi significa por encima de la genética, más allá de ella.

 

Según el entorno y como tú respondes al mundo, un gen puede crear 30.000 diferentes variaciones. Menos del 10% del cáncer es heredado, es el estilo de vida lo que determina la genética.

¿Es el entorno el que nos define?

Aprendemos a vernos como nos ven, a valorarnos como nos valoran. Lo que escuchamos y vivimos nos forma. No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos. Somos víctimas de nuestras creencias, pero podemos cambiarlas.

Pero las creencias están inscritas en lo más profundo de nuestro subconsciente.

Cierto. El subconsciente es un procesador de información un millón de veces más rápido que la mente consciente y utiliza entre el 95% y el 99% del tiempo la información ya almacenada desde nuestra niñez como un referente. Por eso cuando decidimos algo conscientemente como, por ejemplo, ganar más dinero, si nuestro subconsciente contiene información de que es muy difícil ganarse la vida, no lo conseguiremos.

¿Entonces? Si cambias tus creencias,  tus células escuchan lo que piensas  las percepciones que tenemos en el subconsciente, cambiará nuestra realidad, y lo he comprobado a través de numerosos experimentos. Al reprogramar las creencias y percepciones que tenemos de cómo es la felicidad, la paz, la abundancia, podemos conquistarlas.

Me suena a fórmula feliz…

Así es como funciona el efecto placebo. Si pienso que una pastilla me puede sanar, me la tomo y me encuentro mejor. ¿Qué me ha sanado?…

¿La creencia?

Eso parece. Al igual que los pensamientos positivos y el efecto placebo afectan a nuestra biología, existe el efecto nocebo: si crees que algo te hará daño, acabará por hacerte daño. Henry Ford decía que tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienen razón. Si eliges vivir un mundo lleno de amor, tu salud mejorará.

¿Y eso por qué?

 La química que provoca la alegría y el amor hace que nuestras células crezcan, y la química que provoca el miedo hace que las células mueran. Los pensamientos positivos son un imperativo biológico para una vida feliz y saludable. Existen dos mecanismos de supervivencia: el crecimiento y la protección, y ambos no pueden operar al mismo tiempo.

 

O creces o te proteges.

Los procesos de crecimiento requieren un intercambio libre de información con el medio, la protección requiere el cierre completo del sistema. Una respuesta de protección mantenida inhibe la producción de energía necesaria para la vida.

 

¿Qué significa prosperar?

 Para prosperar necesitamos buscar de forma activa la alegría y el amor, y llenar nuestra vida de estímulos que desencadenen procesos de crecimiento. Las hormonas del estrés coordinan la función de los órganos corporales e inhiben los procesos de crecimiento, suprimen por completo la actuación del sistema inmunológico.

 

¿La culpa de todo la tienen los padres?

 Las percepciones que formamos durante los primeros seis años, cuando el cerebro recibe la máxima información en un mínimo tiempo para entender el entorno, nos afectan el resto de la vida.

 

Y las creencias inconscientes pasan de padres a hijos.

Así es, los comportamientos, creencias y actitudes que observamos en nuestros padres se graban en nuestro cerebro y controlan nuestra biología el resto de la vida, a menos que aprendamos a volver a programarla.

 

¿Cómo detectar creencias negativas?

 La vida es un reflejo de la mente subconsciente, lo que nos funciona bien en la vida son esas cosas que el subconsciente te permite que funcionen, lo que requiere mucho esfuerzo son esas cosas que tu subconsciente no apoya.

 

¿Debo doblegar a mi subconsciente?

Es una batalla perdida, pero nada se soluciona hasta que uno no se esfuerza por cambiar. Deshágase de los miedos infundados y procure no inculcar creencias limitadoras en el subconsciente de sus hijos.

 

 

BRUCE LIPTON:EPIGENETICA LA BIOLOGIA DE LA CREENCIA


El Dr Bruce Lipton desafía con hechos científicos conceptos de Darwin y de Newton que hemos tomado como verdades y que hoy se ha comprobado son erróneos y que han llevado a la humanidad a vivir una vida reactiva en vez de creativa y competitiva en vez de colaborativa.  Dicha información nos hace sentir víctimas de nuestras circunstancias y no creadores de nuestra realidad; nos hace vivir una vida separada de la naturaleza basada en el miedo y la individualidad. El Dr. Bruce Lipton nos muestra las 4 percepciones erróneas fundamentales que han guiado a la humanidad en el siglo XX y lo que va del siglo XXI, cuatro percepciones que si no cambiamos ya, nos llevarán a la autodestrucción y extinción de nuestra especie.


Bruce Lipton postula cuatro propuestas fundamentales:

 

             Lo que condiciona a todo organismo vivo es su «entorno» físico y energético, y no su carga genética como teoriza la síntesis evolutiva moderna.

             La «cooperación» es la base de la evolución para la supervivencia, y no un acto competitivo entre los organismos más fuertes. Siendo los organismos con mayor capacidad de trabajar conjuntamente los que sobreviven. Entendiendo el sistema orgánico como el conjunto de elementos con capacidad de interactuar desde la especialización del trabajo y la cooperación para la resolución de problemas

             Y puesto que los seres humanos como organismos vivos, tampoco estamos determinados por nuestros genes, sino condicionados por el entorno y sobre todo por nuestras «creencias», somos dueños absolutos de nuestro destino.

             La personalidad y la salud de los individuos se conforma como un «aprendizaje» en el vientre materno y en la niñez hasta aproximadamente los seis años.


Sus ideas no han tenido ninguna repercusión en el mundo académico y científico ya que entran en contradicción con conocimientos bien establecidos y se remiten a teorías ya desfasadas.