La pregunta sería ¿qué te pasa? ¿y que te gustaría cambiar? Partiendo de esta base y utilizando siempre el testaje kinesiológico obtenemos la información de donde se encuentran los bloqueos y que es lo que impide o limita nuestra vida frente a la situación que hemos planteado, y queremos cambiar. Estos bloqueos pueden estar en cualquier de nuestros cuerpos, pueden ser de esta o de otras vidas, herencias de ancestros, embarazo, infancia, etc.  Un bloqueo puede tener un conflicto raíz que lleva años limitándonos, o puede ser la represión de una situación sostenido durante mucho tiempo, y a la vez tener diferentes enlaces en varios niveles, ya sean físicos, energéticos, mentales, espirituales, o psicoemocionales, nuestro trabajo es encontrarlos y desbloquearlos, de la misma manera es el cuerpo del paciente mediante el testaje el que prioriza y nos guía durante la sesión para devolver la armonía a su conjunto.