Visita la web www.vitalaromaterapia.com

Los aceites esenciales son sustancias que se encuentran en diferentes tejidos vegetales. Los antiguos alquimistas los llamaban “alma de las plantas”, pues contienen numerosos compuestos químicos naturales, procedentes de la planta de la que se extraen, que podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones. De hecho, la aromaterapia es una técnica muy antigua que utiliza los aceites esenciales con fines terapéuticos, tanto a nivel físico como emocional. Aunque también podemos utilizar sus magníficas propiedades en el ámbito del hogar o la cosmética.

 

GRIEGOS Y ROMANOS. Heredaron la sabiduría aromática de los egipcios, y comercializaron una amplia gama de perfumes, fragancias y resinas mezcladas con aceites vegetales. Los griegos dieron carácter divino a las plantas aromáticas y en la mitología se atribuye a los dioses la invención de los perfumes, conocimiento adquirido por los mortales a través de Eone, una ninfa de Venus. Entre griegos y romanos, como sucedió en Egipto, el uso de aceites y perfumes se aplicaba en ritos religiosos, cosmética y medicina. En los templos dedicados a Afrodita, en Grecia, existen inscripciones de perfumes medicinales. Maresteo, médico heleno, se dio cuenta de que las plantas aromáticas, en especial las flores solían tener propiedades estimulantes o sedantes. Del mismo modo Hipócrates, padre de la medicina, en Atenas usaba las sustancias naturales para elaborar sus remedios médicos. Él dijo: "En la naturaleza hay un remedio para todas y cada una de las enfermedades". Se trataban con fórmulas magistrales procedentes de los recursos naturales: epidemias, pestes y enfermedades. Durante el Imperio Romano, se desarrolló una industria bastante próspera basada en los aceites, ungüentos y pomadas perfumadas. La rosa era muy cotizada y se empleaba muchísimo en perfumería, medicina e incluso en las comidas.

Después de la caída del Imperio Romano el uso de perfumes y sustancias aromáticas declinó. OTRAS CIVILIZACIO ES. Otras grandes civilizaciones se dejaron seducir por la magia de los aromas, esencias y perfumes. De China proceden los primeros documentos escritos sobre las propiedades curativas de los aromas de aceites vegetales y las técnicas utilizadas. En la India se tienen referencia del uso de los aromas más o menos fechados en la época egipcia tardía. Gran número de preparados contienen sustancias aromáticas y, por ejemplo, la madera de sándalo, fue empleado por los hindúes, tanto en inciensos como en preparados cosméticos. También los pueblos africanos han hecho uso de los aceites esenciales desde épocas remotas y actualmente continúan untando sus cuerpos con aceites perfumados para evitar la excesiva deshidratación producida por el sol.

 

Colabora con nosotros a traves de esta web